No nos cansaremos de repetir que hay pocas carnes tan sanas y con tantas posibilidades gastronómicas como la de caza, hasta el punto de que la revista oficial alemana de Greenpeace, reconociendo una obviedad, la ha recomendado recientemente.

Sin embargo, no hace falta que ninguna organización ecologista ponga en valor la carne de caza, pues un producto tan natural y saludable habla por sí mismo y sólo es cuestión de tiempo que su consumo crezca entre los consumidores que valoran su incuestionable calidad y las múltiples opciones culinarias que brinda.

En nuestro país, además del consumo entre los propios cazadores y muchos miles de personas que no lo son pero valoran este producto, se celebran anualmente muchas jornadas gastronómicas con la carne de caza como protagonista, y además tenemos la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASICCAZA), que ayer mismo iniciaba en Toledo una serie de Jornadas de Formación que se celebrarán por toda España con el fin de que los futuros chefs conozcan las enormes posibilidades gastronómicas de la carne silvestre, así como las bondades de todas sus especies respecto al resto de carnes de abasto.

El primero de estos encuentros tuvo lugar en la Escuela de Hostelería de Toledo, donde los estudiantes conocieron de primera mano el sector, cómo trabajar tanto las especies de caza mayor como de menor e innovadoras formas de preparación de distintos platos.

Fuente:

www.elcotodecaza.com

A lire également